Cuba requiere también de una Ley de Asociaciones donde se legalicen las diferentes tendencias del pensamiento social y político de la Nación, que es lo Primero.

¿Por qué una propuesta de Ley electoral?

En días recientes Candidatos por el Cambio y Candidatos Independientes, presentó a la Asamblea Nacional su propuesta sobre una posible reforma a la Ley Electoral. Esta iniciativa de las plataforma democráticas opositoras, responde a la intervención del Presidente del Consejo de Estado y Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, en el discurso de clausura de la última sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular, donde planteó que su gobierno estaría trabajando en la redacción de un proyecto de nueva Ley Electoral, por lo que inmediatamente estos grupos de activistas pro-democracia se sintieron con la necesidad de dar a conocer sus criterios al respecto, además se sintieron con la obligación de elaborar un documento consecuente, que sirviera como Acción Ciudadana en caso de que el gobierno comunista implementara a través de sus organizaciones de masas y partidistas (CDR, FMC, CTC, UJC ,etc.) una campaña de aprobación a su propuesta electoral.

Por todos es conocido que el gobierno ha desarrollado esta estrategia por décadas, por lo que no es un secreto el que utilicen tan manida solución ante un soberano desprovisto de conocimiento en procesos electorales democráticos, además de contar la nación con una oposición desorganizada y sin una visión objetiva de trabajo por la democracia. El vacío de poder y la anarquía es la fórmula que avizoran muchas tendencias opositoras dentro de la isla, cuestión que no cuenta con el apoyo del soberano en general (el pueblo), además de que las circunstancias internacionales tampoco ven con buenos ojos esta fórmula para una Cuba pos Castro. La disidencia Cubana en una buena parte no es bien vista por las estructuras integracionistas de la región (UNASUR, CELAC, CARICOM, etc.) tampoco gozan de mucha aceptación por parte de la Unión Europea, ni de la Santa Sede y por lo que los acontecimientos denotan, tampoco por el actual gobierno norteamericano.

La vía de las urnas sería el camino ideal para este contexto nacional e internacional, solo que el gobierno tiene gran ventaja sobre la oposición cubana, al contar con toda la infraestructura y los medios, pero por sobre todo con una población desconocedora de este tipo de evento democrático, endémico ya en nuestra nación, además de la desorganización y falta de visión de la oposición tradicional cubana sobre esta vía. Por lo que al existir esta propuesta de Candidatos Independientes, arma al soberano y al ciudadano opositor de una herramienta democrática capaz de frenar los intentos del gobierno, en imponer una vez más sus propuestas por la vía del conformismo y el desconocimiento.

El Proyecto Varela fue frustrado por el gobierno cubano haciendo uso de las convocatorias a las que acostumbran someter al soberano. La propuesta de las Urnas de Candidatos Independientes, convertiría la colecta de firmas del proyecto Varela en votos ciudadanos, lo que permitiría una Acción Ciudadana en pro de una democracia, mucho más aceptada por la población que un vacío de poder, una revolución de colores o una primavera al estilo árabe.

Candidatos Independientes, también exige a la cúpula gobernante una actitud consecuente con el futuro de la nación, el que se vería comprometido en una etapa próxima pos Castro y el alto nivel de militarización de la nación, cuestión que bien pudiera originar desestabilizaciones internas o externas, caldo de cultivo para posibles intervenciones militares de potencias extranjeras y no existir para ese entonces la dirección histórica de este proceso, además se conoce que existe una generación muy elevada, desconectada del proceso histórico de la revolución, que si bien es cierto asisten a las marchas y demás actos convocados por la revolución, estos son también a los que se les hace un llamado por parte de la dirección del país a recuperar valores perdidos en nuestra sociedad, son también estos los que asisten a una huelga involuntaria de brazos caídos con bajos rendimientos productivos donde se desempeñan como trabajadores, o son estos también los que desvían recursos u otros fenómenos dañinos al proceso que supuestamente defienden.

Cuando los pueblos tienen una crisis honda lo mejor es que las tensiones se puedan encauzar políticamente. La crisis de la política solo acentúa el individualismo. Da miedo los sin partido, los que no responden a ninguna disciplina. Los partidos son el primer elemento de control que tienen los individuos. Por lo que Cuba requiere también de una Ley de Asociaciones donde se legalicen las diferentes tendencias del pensamiento social y político de la Nación, que es lo Primero.

26 de octubre del 2015.

Add a Comment