Propuestas
para una nueva Ley Electoral

 

LEY ELECTORAL CUBANA (1992)
Leer ley electoral


Del Proyecto Urna Transparente

Que sean incluidos los siguientes aspectos en la Ley Electoral:

  • Primero: Todas las tendencias políticas existentes en la República de Cuba deben ser legalizadas y podrán acudir sin coacciones, mediante sus representantes a Elecciones Generales, Parciales o Legislativas a realizarse.
  • Segundo: Todos los cargos públicos electivos deben elegirse mediante nominaciones libres y votaciones directas, incluido el de Presidente del Consejo de Estado de la República de Cuba.
  • Tercero: Todos los aspirantes a ser elegidos a cargos públicos electivos, deben contar con igualdad de condiciones materiales para realizar propaganda y divulgar entre los electores sus respectivos proyectos.
  • Cuarto: Todos los ciudadanos nacidos en Cuba y residentes en el extranjero, podrán participar en las Elecciones Generales, Parciales o Legislativas a realizarse.
  • Quinto: Todas las Elecciones Generales, Parciales o Legislativas estarán supervisadas por Observadores Internacionales diversos y vigiladas por Representantes Nacionales de las todas las tendencias políticas existentes en Cuba, para que se garantice la no parcialización con alguna de las partes a ser electa.

Del Proyecto AlternativaCuba2018

Principios rectores del nuevo marco jurídico-electoral: Pluralismo político, igualdad de condiciones y transparencia.

  • Libre candidatura. Eliminación de las comisiones de candidatura para las asambleas provinciales y nacional.
  • Voto directo a todos los niveles
  • Elecciones directas y secreta para los diputados a las asambleas provinciales y nacional.
  • Voto secreto para la postulación a nivel de circunscripción
  • Establecimiento de la figura del interventor designado por los candidatos con el objetivo de será garantizar la transparencia del proceso
  • Garantías al derecho a presenciar el escrutinio
  • Despenalización de las campañas políticas
  • Prohibición de las campañas negativas con fondos y recursos estatales
  • Garantía de acceso a los medios de comunicación en condiciones de igualdad a todos los candidatos.
  • Que se permitan Observadores Internacionales imparciales en las elecciones.


De Candidatos por el Cambio

Candidatos por el Cambio, está consciente que estos cambios a la Ley Electoral, están estrechamente relacionados con preceptos constitucionales y que por tanto, para poder ser en lo que se sugiere deberán ser modificados, de acuerdo a los mecanismos establecidos en la Ley Fundamental. Lo anterior motiva a la emisión de un criterio que permita el enriquecimiento del debate que coadyuve a una mejoría legislativa, en beneficio al sistema democrático cubano.

Un resumen de lo que apremia ser revisado:

  • Que se aumente la edad determinada para contar con la condición de elector en todos los casos, y elegido para las asambleas de gobierno.
  • Que sean excluidos los miembros de los cuerpos armados de las listas de votantes, así como de la capacidad de ser elegidos a cualquier nivel de gobierno.
  • Que sea imprescindible que los miembros de las Asambleas de Gobierno residan en los territorios por los que son elegidos.
  • Que no puedan ser miembros de la Asamblea Nacional, los miembros del Consejo de Estado y Ministros, de los cuerpos armados y los tribunales.
  • Que se eliminen las Comisiones de Candidaturas, a favor del fortalecimiento de las Comisiones Electorales.
  • Que se elimine la dualidad de responsabilidad entre los legisladores de los diferentes niveles de gobierno (Art. 85, 2do. párrafo y artículos siguientes, como del 86 al 98), y que los procesos de elección sean diferenciados.
  • Que se desvincule el Consejo de Estado, que tiene una competencia ejecutiva dentro del gobierno, de las cuestiones organizativas propias del legislativo (Arts. 153, 154, 159, 161 y 163)
  • Que se extiendan los derechos plebiscitarios a los cubanos en el exterior a todas las elecciones de índole nacional, como la elección del Presidente del Consejo de Estado.
  • Que se reduzca el límite mínimo establecido para resultar electo a los diferentes cargos públicos de residencia en el territorio nacional (que es de 5 años).